El Grupo Ikor, con sede en Donostia y que fue adquirido completamente por la firma alemana Ebm-papst ha despedido a 21 trabajadores distribuidos en varias de sus divisiones. La compañía ha justificado los despidos con motivos meramente económicos.

La firma donostiarra que se dedica al diseño y fabricación de circuitos electrónicos, y a mediados de año la compañía multinacional y líder mundial Ebm-past compro el 50% de las acciones de la guipuzcoana, suficiente como para manejar el total de la empresa. La compañía no solo trabaja en Guipúzcoa, tiene naves de producción en México y en China.

Tras medio año de dirección de la multinacional alemana, se ha procedido a despedir a 8 empleados de Ikor Corporativo (división que ofrece servicios al resto de empresas del grupo), otros 12 que trabajaban en Ikor Sistemas Electrónicos y o un último que trabaja en la división de ingeniería.

Las razones dadas por parte de la empresa para justificar los despidos son económicas, “debido a la delicada situación por la que atraviesa la economía que obliga a reducir costes”, según la directiva. No obstante, será la próxima semana cuando la dirección dé a conocer a la plantilla sus planes de futuro, que contemplan esta reestructuración.