Impunidad policial asesinato
Fuente: Público

La pasada semana se cumplían 40 años del asesinato de Germán Rodríguez a manos de los “grises”, la Policía Armada del régimen , cuando estas irrumpieron en la plaza de toros de Iruña el 8 de julio de 1978, disparando a bocajarro y acabando con la vida del joven. Los policías quedaron impunes, nunca fueron investigados, en pleno proceso “democrático” a falta de unos meses para votar la Constitución, en la tan famosa transición.

Desde entonces, su muerte se recuerda año tras año en los Sanfermines. Este año además, con el cuarenta aniversario, el rememorar su asesinato y exigir justicia cogía más fuerza que de normal. Pero ya no es solo que los culpables continúen impunes -además que se niegue su búsqueda-, sino que además se persigue a los que siguen recordando a Germán y reclamando justicia 40 años después.

Así ha ocurrido esta semana, donde se ha sabido que cuatro personas “en cuyos domicilios se exhiben pancartas de contenido calumnioso contra instituciones del Estado, así como otras que, a pesar de no constituir por sí mismas un presunto delito, se exhiben en unidad de acción dentro de una campaña de incriminación, desprestigio e incitación al odio contra los miembros de la Policía Nacional con la excusa de rememorar los trágicos sucesos de 1978 en los que fue asesinado Germán Rodríguez” tendrán que declarar, según ha informado el nuevo delegado del Gobierno en Navarra José Luis Arasti, una verdadera vergüenza.

Que un policía perfore la cabeza de un manifestante a balazos no es delito, exigir justicia y denunciar la impunidad policial sí lo es, el voto en contra de la desclasificación de los papeles de los sanfermines de 1978, el año del asesinato de Germán, ha contado con el apoyo del PP y de C’s junto al PSOE, una alianza para encubrir a los “perros de caza del régimen”

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.