Fin del periodo electoral marcado por su brevedad. Los aspirantes para presidir el gobierno de España agotaban hasta los últimos minutos del viernes tratando de atraer a una población española muy confusa y que su elección se encuentra más dividida .

Por su parte, Pedro Sánchez, líder del PSOE reclamó durante la campaña electoral aglomerar el voto para así poder hacer un gobierno socialista. Por otro lado , el segundo partido en las anteriores elecciones de abril, el Partido Popular, recalco la posibilidad de otra crisis económica que sufriría España, en un futuro cercano. Pablo Casado, se refirió a los afectado que siguen sufriendo la crisis del 2008.

En tercer lugar, Santiago Abascal, liderando el partido de extrema derecha Vox, utilizando el contexto actual de Cataluña insistió en su mensaje de la defensa de la unidad de España. En otro lugar, Unidas Podemos, abogo por la pluralidad nacional en España. La falta de consenso en las negociaciones del PSOE y estos últimos para realizar un Gobierno juntos conllevó la realización de estos comicios.

En último lugar, Ciudadanos, en mensaje su líder Albert Rivera , ha lanzado un mensaje de defensa de la Constitución y un mensaje de moderación para la situación que atraviesa España.