Tras lo que parecía una victoria del fichaje estrella de Albert Rivera en las primarias de Ciudadanos de Castilla y León, el partido tuvo que suspender temporalmente a la candidata ganadora, Silvia Clemente. Al parecer, su rival Francisco Igea había detectado irregularidades en los resultados, por lo que exigió una comprobación exhaustiva a la Comisión de Valores y Garantías del partido.

Según el acta de Ciudadanos la candidata Clemente había superado a Igea por tan solo 35 votos. No obstante, la suma de votos de los tres candidatos que se presentaban (Clemente, Igea y Pérez) era de 1.094, mientras que los votantes registrados eran 1.013.

Finalmente, tras comprobar el recuento, la Comisión de Valores y Garantías del partido ha declarado nulos 82 votos. Así, los resultados de las primarias se han visto alterados y Francisco Igea se ha proclamado ganador con 526 votos.

Aunque el próximo candidato de Castilla y León ha restado importancia a la confusión, asegurando que se trata de un “error humano”, todo apunta a un pucherazo por el que no habrá ninguna represalia.