El Ministerio del Interior se ha comunicado con las Delegaciones del Gobierno con la intención de orientar y graduar la incoación de sanciones a partir de las actas que se están tramitando por saltarse el confinamiento y no respetar el estado de alarma establecido contra el coronavirus o COVID-19, con multas que oscilan entre los 601 euros y los 10.400 euros en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, la llamada ‘ley mordaza’.

El Ministerio del Interior, en su comunicación con las Delegaciones, explica que “considera oportuno poner a disposición de las Delegaciones del Gobierno un modelo de resolución de incoación de los procedimientos sancionadores por la presunta comisión de infracción de desobediencia a la autoridad del artículo 36.6 de la Ley Orgánica 4/2015”, según dice el periódico Europa Press, “la ‘ley mordaza’ que aprobó el PP y que el PSOE y Podemos han prometido derogar.” El Ministerio del Interior también alega que estas orientaciones tienen la finalidad de “redundar en beneficio de la unidad de criterio en el ejercicio de la potestad sancionadora, así como facilitar la tramitación de los correspondientes procedimientos administrativos”.

Desde que comenzó el confinamiento hasta ahora, los cuerpos de seguridad del estado han interpuesto 571.807 propuestas de sanción por incumplimiento del real decreto que establece el estado de alarma, y son las Delegaciones del Gobierno las encargadas de tramitar estos expedientes de sanción.

En la comunicación, Interior también adjunta un cuadro con los “criterios de graduación de las propuestas de sanción”, en los cuales se presenta una propuesta inicial de sanción por “desplazamiento no autorizado sin circunstancias concurrentes”, que de acuerdo con esta ley implicaría una multa de 601 euros.