crisis grecia
Crisis Grecia. Fuente: Telesur

Los llamados rescates económicos continúan en Grecia y ya se prepara el tercero. Y las previsiones no son nada alentadoras para los trabajadores griegos, primeros, directos y únicos damnificados por la crisis capitalista que azota Grecia.

Las previsiones de los altos estamentos encargados del control financiero en la Unión Europea dictaminan una intervención en Grecia que se alargará hasta el año 2060. Cuarenta años más de control que se auguran sobre Grecia. Cuarenta años más de socavar y destruir la soberanía griega.

Los actores principales de la Comisión de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, como Pierre Moscovici su comisario, se jacta de los acuerdos logrados con Grecia. Están satisfechos de cómo han sabido actuar sus socios de Syriza en favor del FMI, de los inversores extranjeros o del Banco Europeo de Inversiones

Los resultados de la crisis capitalista en Grecia se ven reflejados en diferentes aspectos fundamentales que buscan medrar la voluntad de la clase trabajadora griega: se ha recortado todo lo posible en sanidad, desmantelada, tanto la primaria, la secundaria como la farmacéutica. Las pensiones están bloqueadas, así como toda inversión pública. Un tercio de la población entre 15 y 29 años ha abandonado el país, y el número de nacimientos desciende. Grecia se sustenta por medio de dos principales fuentes económicas, los puertos, vendidos a navieras chinas, y el turismo. Este representa ¼ de las exportaciones y casi el 8% del PIB griego. Casi el 25% de los empleos están ligados a esta industria, que solo genera precariedad, condiciones lamentables de trabajo, inestabilidad, temporalidad y sueldos de miseria que solo hacen que apuntalar la crisis en Grecia.

El 43% de las familias griegas no tienen medios para afrontar el pago de servicios básicos. El 52% no pueden afrontar gastos imprevistos por valor de 500€, lo que sería por ejemplo un pago de alquiler por deuda o una operación sanitaria. El 49% no puede marchar de vacaciones por falta de medios, 6 de cada 10 han estado largos periodos en paro, más de dos años. Y solo el 10% de los parados cobran subsidio, 360€ al mes.

A día de hoy la deuda en Grecia generada por la crisis capitalista es de 294.000 millones, que se deben entre otros a gobiernos de la euro zona, a inversores privados, al FMI y al Banco Europeo de inversiones.

El ESM, mecanismo europeo de estabilidad, admite que las medias de austeridad no se acabarán nunca en Grecia, va a ser un país intervenido perpetuamente. Ya no se trata de los estragos de la crisis en la vida de los trabajadores griegos, es básicamente el sometimiento de un país a través de los principales estamentos internacionales y europeos que invaden su soberanía, no a través de las armas, sino a través de bancos, fondos de inversión y gobiernos colindantes.

Para la UE, el FMI, el Banco Europeo de Inversiones y los socialdemócratas griegos, Syriza, la crisis capitalista se salva elevando las ganancias para todos ellos mientras la vida de los trabajadores en Grecia cae en picado. El capital solo sabe pegar cañonazos para salir de la ratonera donde se mete, que es cada vez más profunda. Las contradicciones se acentúan así como crece la desigualdad entre burgueses y obreros, llevando a estos últimos a posiciones de organización determinantes en Grecia para acabar con la crisis capitalista en el país.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.