Mohamed Eslami, ministro de Transportes de Irán, ha asegurado que el reciente accidente del Boeing 737 ucraniano se debió a un “defecto técnico”.

Así lo ha informado la agencia de noticias iraní Isna. Mohamed Eslami ha negado las especulaciones que tildan al siniestro de “sospechoso” y ha hecho hincapié en que “el avión se incendió por un defecto técnico que provocó este accidente”.

Recordemos que la aerolínea ya difundió a la prensa su versión, de que el avión no había dado problemas anteriormente y que había pasado con éxito la última revisión el día 6 de enero.

El Boing 737, propiedad de Ukraine International Airlines, se accidentó en la madrugada de este pasado miércoles un breve tiempo después de despegar, con destino Kiev, desde el aeropuerto internacional Imán Jomeini en Teherán, la capital iraní.

Poco después las autoridades iraníes comunicaban que sus 176 tripulantes, de nacionalidades ucraniana, iraní, canadiense, británica, sueca y afgana, tanto pasajeros como trabajadores, habrían fallecido en el siniestro.

La Fiscalía de la capital iraní ha asegurado que se han entregado a los forenses los cuerpos de todos los viajeros del siniestro. Además, ambas cajas negras, el registrador de parámetros y la grabadora de voz en cabina han sido halladas y entregadas a expertos del país para que sean analizadas.

El ministro de Transportes ha asegurado también que posteriormente, tanto los restos mortales de las víctimas como las cajas negras y demás elementos de la investigación, serán entregados a las autoridades ucranianas.