En Irlanda ya ha sido anunciado el control de las instalaciones y recursos hospitalarios privados para el beneficio común mientras dure la crisis del coronavirus.

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, anunció en una conferencia de prensa este viernes que un total de dos mil camas, nueve laboratorios y cientos de trabajadores han sido reclutados para el sistema de sanidad público.

Tal y como explicaba el ministro de salud, Simon Harris, no puede haber lugar para la disputa entre lo púbico y lo privado. Los pacientes tratados en estos hospitales lo serán gratuitamente, como parte de un sistema hospitalario nacional unificado.

Actualmente, el país lleva registrados 1.125 casos confirmados de COVID-19, con 6 fallecimientos.