bloqueo economía gaza por Israel
Fuente: EPA (European Pressphoto Agency)

El gobierno israelí comunicaba, este martes, la decisión de incrementar el bloqueo económico que ejerce sobre la franja de Gaza. En concreto, les ha arrebatado el 50% de su área costera, que ya era muy reducida debido a la ocupación de Israel sobre el territorio fronterizo. Esta medida extrema las condiciones de vida del pueblo palestino, pues acaba con la forma de subsistencia de alrededor de cincuenta mil trabajadores del sector.

 Israel no se limita al sector pesquero, el cierre de las fábricas de la franja de Gaza se ha vuelto masivo estas últimas semanas, como respuesta a las protestas del pueblo palestino que ha agudizado el conflicto en la frontera. El desempleo, el hambre y la miseria azotan a la población en primera línea de guerra.

 El asedio israelí sobre territorio palestino no alcanzaba este grado de conflictividad desde los bombardeos de 2014. Hace apenas una semana, todo el pueblo palestino se levantaba contra la ocupación israelí, aumentando considerablemente el grado de violencia. Desde el 30 de marzo, la resistencia palestina inició estas protestas con el fin de reclamar la vuelta de los expulsados por la creación del Estado de Israel y el fin del bloqueo económico. Según las autoridades israelitas, los proyectiles han destruido más de 2,600 hectáreas de territorio, por lo que la agudización del bloqueo era de esperar.

 La reducción del área de pesca en el único enclave palestino se suma a la prohibición del paso de combustible y gas por la Franja, que no solo trae graves consecuencias para sectores estratégicos de la producción, si no que limita el acceso de la mayoría de la población a gran parte de los recursos vitales. Israel se ha comprometido a no bloquear la entrada de alimento, medicamentos y ayuda humanitaria, lavándose la cara ante las autoridades internacionales que se contentan con esta mínima intervención y ante la opinión pública que vive el conflicto como algo ajeno.

 Los últimos datos concluyen un cierre de las fábricas del 80%, que no depende directamente de la fuerza bruta del gobierno de Israel sino de las pésimas condiciones que el pueblo palestino soporta en la Franja de Gaza, que está llevando a una rápida desindustrialización, y a un crecimiento desmedido del número de parados. Un total de 300.000 gazatíes están desempleados, hundiendo aún más la economía general de la región. La brutal ocupación de Israel sobre este enclave costero es señalado como factor determinante en el desarrollo de la miseria y la represión. Los materiales necesarios para la industria llegan con cuenta gotas, después de llevar años de bloqueo total, los graduados no encuentran salida a su formación y varias familias subsisten de la limosna de las ONGs. La reconstrucción de la Franja de Gaza es hoy, imposible

 Junto a la presión sobre la economía gazatí, el primer ministro del gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, ha confirmado que la división militar de Gaza (con el apoyo de toda la fuerza armada) se encuentra preparada para actuar duramente y barrer de un plumazo a la resistencia palestina. Solo en las Marchas del Retorno el régimen israelí ha acabado con la vida de 148 palestinos y 15.000 han resultado heridos.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.