Tras más de 24 horas obstaculizando el paso transfronterizo de La Jonquera, en Girona, los Comités de Defensa de la República ( CDR ) han desconvocado la concentración tras la llegada de un helicóptero y cinco furgonetas policiales. Esta acción no es más que una continuación de las protestas por la sentencia del juicio al ‘procés’ dictada por el Tribunal Supremo.

El corte del paso fronterizo de La Jonquera se mantuvo con el apoyo de más de 400 personas desde las 5 de la mañana del viernes hasta la madrugada del sábado. El cierre de la frontera ha llegado a causar retenciones de 15 Km, tanto desde el lado francés como desde el catalán a causa de la acampada que organizaron los CDR de Girona para asegurar el bloqueo.

El corte resulta ser un paso obligado para el 60% de los envíos por carretera desde España al resto de la Unión Europea, hecho que ha provocado la incomodidad de los transportistas, largas retenciones y cuantiosas pérdidas económicas cifradas en cerca de 25 millones de euros al día para los transportistas de mercancías por carretera, según asegura la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM).

“De continuar esta situación, muchas empresas del sector no pondrán asumir el coste que les suponen las protestas” advierte la patronal.

Además, en un comunicado reciente, CETM asegura que “pese a que no es la primera vez que ocurre algo similar, no se han tomado todas las medidas necesarias para evitar los cortes de carreteras que los transportistas llevan sufriendo a lo largo de la semana”.

Por la Jonquera cruzan al día alrededor de 10.000 camiones de salida y otros 10.000 de entrada y constituye, además, la principal salida hacia Europa. La alternativa sería cruzar por Irún (Gipuzkoa), pero supondría 1.000 Km adicionales al trayecto y, por tanto, un aumento en los costes de los envíos.