Juliana Kokott, Abogada General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), ha avalado este jueves la jurisprudencia española en la que no se sanciona el uso abusivo de contratos temporales en el sector público con la conversión automática en trabajadores fijos.

Esta respuesta ha sido en función a dos cuestiones prejudiciales que presentaron dos juzgados de Madrid, en el que en un primer asunto, un informático tras trabajar 17 años para el servicio madrileño de salud (Además) como interino con contratos sucesivos renovados, solicitó que se le hiciera fijo, pero se le denegó.

El segundo asunto involucraba a varios trabajadores del Sermas, que se encontraban en la categoría de Facultativos Especialistas Odontológicos, en las que estos empleados estuvieron con contratos temporales entre 12 y 17 años, reclamando a la Comunidad Autónoma de Madrid su reconocimiento como empleado público fijo, también se lo desestimaron.

Aunque las conclusiones de Kokott no son vinculantes para el tribunal de Luxemburgo, en la mayoría de casos, el fallo suele seguir la línea de los abogados generales.