El Gobierno de la Comunidad de Madrid pedirá al Ejecutivo central entrar en la fase 1 de desescalada el día 11 de mayo, según han adelantado fuentes del Ejecutivo regional.

El debate sobre si la región debía o no pasar a la siguiente fase comenzó este miércoles por la mañana, en la reunión que mantienen semanalmente los miembros del Consejo de Gobierno, y continuó por la tarde en un nuevo encuentro telemático.

Ignacio Aguado, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, llevaba dos días afirmando que la región “está preparada” para pasar de fase y había asegurado que vería “incomprensible” que el Gobierno de Pedro Sánchez no les dejase.

Aguado ha afirmado esta mañana en una videoconferencia con periodistas, “No podemos esperar más tiempo para abrir y para que recuperemos la normalidad”. La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, había sugerido en una entrevista en radio, que para poder pasar de fase tendrían que reducir las camas UCI y era algo que creía que podrían lograr “en estos días”.

Pese a esto, Ayuso había mostrado su predisposición a acabar “con tanta fase y regulación e ir directamente a ver qué personas son las que están realmente en peligro”, para que esas sean las que estén “cuidadas al extremo”.