El día dos de marzo, los sindicatos ELA, LAB, CCOO y ESK convocaron una huelga de 5 semanas para las trabajadoras de las empresas de limpieza de la UPV/EHU y de los centros de los Ayuntamientos de Zumaia y Hernani.

Tras varios días de huelga, el 10 de Marzo la consejera de trabajo y justicia, María Jesús San José dio la orden de aumentar los servicios mínimos, llegando al 100% de servicios mínimos apelando al derecho a la vida y a la salud, debido a la situación actual de alerta.

El motivo por el cual los trabajadores hacían uso de su derecho a huelga era la reivindicación de un convenio digno que equiparase su sueldo al del resto de limpiadoras del Estado.

Los sindicalistas han tachado este movimiento del Gobierno Vasco como una jugada para acabar con la huelga, hay que tener en cuenta, que esta orden se ha dado después de movilizaciones con cada vez más apoyo en la universidad de Leioa.