El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes el plan de vuelta a la “nueva normalidad” de forma gradual en cuatro fases.

Según ha explicado en la rueda de prensa informativa que ha tenido lugar tras el Consejo de Ministros, el 4 de mayo comenzará la fase 0, y se realizarán controles periódicos cada 15 días por parte del Gobierno en colaboración con las comunidades autónomas para analizar el avance en términos epidemiológicos.

Por otro lado, Sánchez ha destacado que habrá algunos territorios como las islas canarias de La Graciosa, El Hierro y la Gomera y la balear Formentera que partirán directamente de la fase 1, pues el impacto del coronavirus en estas zonas ha sido menor al del resto de regiones.

Según ha explicado el presidente, supondrá “la apertura total de la actividad económica, pero con unas condiciones de distanciamiento social y protección distinta a las que teníamos antes del estado de alarma”, y ha manifestado su intención de permanecer así hasta que se encuentre un “tratamiento terapéutico o una vacuna”.

La fase 0 empezará con la apertura de pequeños locales con cita previa y de la restauración de comida para llevar, así como “los locales de entrenamiento básico individual”. La fase 1 reanudará actividades de pequeño comercio a excepción de grandes centros comerciales y permitirá la apertura de terrazas a un tercio de su capacidad.

La fase 2 continuará con la apertura de locales interiores de restaurantes, aunque con restricciones, y en la última fase, la tercera, se permitirá la entrada en superficies comerciales con aforo al 50% y el acceso a playas.