La Evaluación de Acceso a la Universidad de Madrid (EvAU) se extenderá cuatro días, del 6 al 9 de julio, en lugar de los tres habituales. Esto se ha acordado con el objetivo de evitar aglomeraciones durante la realización de la prueba, reduciendo la ocupación de las aulas al 33%.

Esta decisión ha sido acordada por la Comisión Coordinadora de la EvAU, compuesta por las universidades y la Consejería de Educación y Universidades que además aceptó la propuesta trasladada por los propios centros de realizar los exámenes de la convocatoria ordinaria durante cuatro días.

Con esta medida, se consigue el objetivo de dispersar al alumnado para mantener la distancia social preventiva ante el virus y que, al mismo tiempo, la prueba se celebre en los propios centros universitarios.

De esta forma, la organización de la prueba marca dos días para la celebración de las asignaturas troncales: el día 6 será el turno para los alumnos de la modalidad de ciencias y el día 7 se convocará a los alumnos de itinerarios de letras. Además, el día 8 y 9 de julio se reserva para las asignaturas de libre elección, mientras que el día 10 de julio se reserva para atender las posibles incidencias que pudieran haber surgido durante los exámenes.

Asimismo, durante estos días se realizará un protocolo de acceso a los centros, coordinado por la Delegación del Gobierno y la Consejería de Interior de la Comunidad de Madrid. Además, la administración regional surtirá en todas las aulas de material higiénico y sanitario, como mascarillas y geles hidroalcohólicos.