La Junta Provincial de Barcelona ha rechazado el recurso formalizado por Vox, Ciudadanos y PP en el que pedían el cese de diputado del político catalán, Quim Torra.

La solicitud enviada tras la sentencia, aguardando un recurso, del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya es de inhabilitación de un año y medio para el President de la Generalitat por hacer caso omiso a lo dictado por la Junta Electoral Central sobre quitar el cartel exigiendo la “libertad de los presos políticos” y los lazos amarillos. En esta, los partidos exigían que el TSJC inhabilitara a Torra “en virtud de causa de incompatibilidad sobrevenida”.

El pacto de la JEP desestima inhabilitar a Torra antes de que la sentencia sea firme, como se establece en la sentencia que se ha dado a conocer. La JEP lo ha descartado con un voto particular. En el supuesto de que el recurso hubiera sido positivo, Torra tendría que dejar la presidencia del gobierno catalán. Lo dictaminado por el TSJC, que sentenció con un año y medio de inhabilitación en el contexto de los lazos amarillos, no es de ejecución ya que no es firme.

En su dictamen, la JEP indica que no hay precedente de que, “en un caso análogo”, la organización estableciese el art. 6.2 Ley Orgánica del Régimen Electoral General. El mencionado artículo establece los motivos por los cuales no son elegibles e incompatibles los condenados “por sentencia, aunque no sea firme, por delitos de rebelión, de terrorismo,
contra la Administración Pública o contra las Instituciones del Estado cuando la misma haya establecido la pena de inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo o de la inhabilitación absoluta o pasiva”.

Se niega el precedente según la organización de que se haya dispuesto con anterioridad el articulo “a quien, guardado la condición de diputado, además sea presidente del Gobierno de una Comunidad Autónoma”. Lo dictado sobre la petición de los partidos establece que, sí han observado casos de corrupción relacionados con alcaldes, pero no existe presente como es el caso de la situación de Torra.

También, la Junta destaca que el fin del estatus como president de la Generalitat se encuentra reflejado en el artículo 67 del Estatuto de Catalunya. Las causas de cese como President de Govern están reguladas en el art. 67.7 de dicha norma estatutaria. En ella solo se contempla el cese en virtud del cumplimiento de una pena de inhabilitación por sentencia judicial firme”.

En el informe se encuentra un voto particular, señalado por el portavoz judicial Pablo Nuevo López. En su consideración, sí que existe el precedente de aplicación del mencionado artículo, según expresa: “¿No lo podría ser la desobediencia al órgano encargado de velar por la neutralidad de las instituciones en periodo electoral?” ha remarcado.
Las peticiones de las organizaciones se añadieron tras el recurso emitido por Torra hace una semana, el cual rogó a la JEP de Barcelona que se negara los trámites o no se aceptase las solicitudes de inhabilitación contra el mismo. ​

El político catalán argumentó que al no existir condena firme y que la JEP no tiene las competencias para eliminarlo como diputado ni del gobierno catalán, ya que hay que aguardar lo dictaminado por el Tribunal Supremo, la ejecución de lo dictado por el TSJC y al Parlament, su partido estableció unas peticiones de igual índole.