La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía limitará a 30 el número de pacientes que acuden al día “con cita previa” a las consultas de los médicos de familia en Atención Primaria para mejorar el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA).

Así lo asegura en un comunicado el director general de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud, Diego Vargas, quien ha afirmado que se trabaja para dar la mejor atención sanitaria “a los ciudadanos que viven en o visitan Andalucía”, motivo por el que en 2020 “se van a dedicar 1.214 millones más en el Presupuesto autonómico a salud, una cifra histórica”.

Vargas subraya que se están haciendo más contrataciones y de mejor calidad a los profesionales, y aporta las cifras de que en 2019 se han estabilizado más de 6.500 trabajadores en el Servicio Andaluz de Salud (SAS); que cuando termine 2020 se habrán consolidado a “buena parte de la plantilla”, con resolución de traslados y convocatoria de ofertas de empleo; y que los profesionales ya perciben el primer escalón de mejora salarial, que tendrá su continuidad a lo largo de la legislatura “para alcanzar la equiparación retributiva con la media nacional”.

Respecto a la Atención Primaria, afirma que se está trabajando “de forma activa” en mejorarla, siendo este uno de los principales compromisos de la Consejería de Salud y Familias, asegurando que ya está en marcha un “renovado” plan de accesibilidad para centros de salud, “basado en la reorganización de los tiempos y de las tareas de los profesionales para lograr mejorar la atención a la ciudadanía”.

En este punto también realza entre las acciones principales que las agendas médicas se limitarán a 30 pacientes al día “con cita previa”, “respondiendo así a la petición de los facultativos de aumentar el tiempo que pueden dedicar a los pacientes en consulta”.

Además, “se facilitará” la formación de todos los profesionales; “se minimizarán” los trámites administrativos que actualmente se realizan relacionados con prescripciones, certificados de asistencia y de incapacidad temporal; y se implementará asimismo la función de triaje para Enfermería, de forma similar a las urgencias hospitalarias, agilizando así el itinerario y esperas de los pacientes en su paso por los centros de salud.