La ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha comunicado que solicitó al Primer Ministro británico, Johnson, que permita al parlamento regional escocés la competencia de convocar un referéndum.

En dicha solicitud, la ministra del Partido Nacionalista Escocés (SNP) explicaba que “la democracia debe prevalecer y prevalecerá”, tras pedir la delegación de esas competencias.

Esta solicitud llega después de que el SNP consiguiera 47 de los 59 escaños en el parlamento escocés en las elecciones generales, las mismas en las que Boris Johnson consiguió la mayoría en la Cámara de los Comunes. En la carta, Sturgeon marca de “indiscutible” la necesidad de hacer un segundo referéndum debido al contexto actual.