PSOE hipocresía
Fuente: El Mundo

El día 10 de julio la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha recalcado en una conferencia que el equipo del Gobierno está preparando una ley que consideran necesaria para que las mujeres españolas puedan conciliar la vida personal y el trabajo, unas semanas después de vanagloriarse de incorporar a tantísimas mujeres al equipo de Gobierno y de promesas hacia las mujeres trabajadoras

Según Calvo, en un país en el que la tasa de natalidad es de las más bajas de Europa, de un 8,37% en el último año, es necesario realizar cambios estructurales. Considera que se trata de un país marcado por un envejecimiento de la población, con el empobrecimiento y la ansiedad al tener que compaginar el trabajo de dentro y fuera del hogar que atañe a las mujeres trabajadoras, incapaces de conciliar la vida laboral y personal.

Tampoco ha aclarado lo que puede significar esa racionalización de horarios. Podría ser perfectamente una reducción de la jornada -lo que supondría un recorte de salarios- o normalizar la jornada de partido, que tampoco ayuda a tener tiempo para uno mismo, sino que simplemente ofrece un hueco en la jornada para atender a la familia en las labores domésticas.

Todas estas declaraciones y supuestas promesas chocan con la realidad, ya que en el Parlamento el PSOE votó en contra a la remuneración del trabajo doméstico hace ni dos meses. La careta del PSOE progresista hace tiempo que no funciona, ya ni sorprende la hipocresía del circo político español, ajenos a los intereses y necesidades de las familias trabajadoras.

Podrán llenar sillones con mujeres en el Gobierno, pero sus intereses van a ser siempre los mismos, los opuestos a los de las mujeres trabajadoras, por mucho que se pongan la careta y salgan a “luchar” por nosotras el 8 de marzo.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.