Diversos dirigentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han hecho varias declaraciones sobre el coronavirus y su desarrollo en los diversos países afectados, avisando de que el confinamiento no es suficiente para acabar con la pandemia.

Más concretamente Mike Ryan, director de Emergencias de la OMS ha avisado al gobierno español e italiano de que a pesar de que se pueda estar llegando al pico de la curva de contagios, confinar a la población no es suficiente para frenar el avance de la pandemia: “¿Espera la OMS que Italia y España estén casi ahí?, sí, lo esperamos.

Todo el mundo habla de la curva y la estabilización, pero la pregunta es cómo conseguir ir hacia abajo y para eso no basta con encerrar a la población, sino que también se necesita redoblar los esfuerzos de salud pública y en eso es en lo que se tienen que centrar los países”.

Para la OMS es muy necesaria la realización compulsiva de tests a la población en general, de hecho, recomiendan continuar las pruebas hasta que el porcentaje de positivos se reduzca al 10 por ciento. En esta línea, María VanKerkhove, directora técnica del Programa de Emergencias Sanitarias de la (OMS) ha hecho hincapié en que los gobiernos deben usar la ventaja de tiempo que da el aislamiento para interceptar todos los casos e impedir que se siga propagando.

La organización, aunque reconoce que la realización de pruebas depende de la capacidad de cada país, ha apreciado que si de los tests realizados un 80 o 90 por ciento dan positivo es porque muchísimos casos no se detectan.

Por último la organización también se ha pronunciado acerca de la eficacia de la cloroquina como tratamiento contra el COVID-19, sobre lo que ha especificado que no existe tratamiento que cure el coronavirus y que este medicamento solo se está empleando para paliar algunos síntomas y para evitar que ciertos casos leves se agraven, a lo que ha añadido que “hay que tener cuidado de que no se agoten porque son necesarias para otras enfermedades”.