El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha calificado de “muy preocupante” el repentino aumento de casos del coronavirus Covid-19 fuera del territorio chino, pero ha dejado claro que sería incorrecto calificarlo de pandemia.

“Por el momento, no estamos presenciando la propagación mundial incontenible de este virus, y no estamos presenciando una enfermedad grave o muertes a gran escala”, ha explicado con ánimo tranquilizador en la rueda de prensa que organiza la ONU diariamente sobre la epidemia.

China ha comunicado a la OMS un total de 77.150 afectados, incluidas 2.593 muertes. En las últimas 24 horas, se han producido 416 nuevos diagnósticos y 150 fallecimientos. “Nos alienta la continua disminución de casos en China”, ha comentado. Sin embargo, ha lamentado los 2.074 casos fuera del territorio chino, en 28 países, con 32 muertes hasta el momento. Concretamente el presidente de la Organización Mundial de la Salud, ha calificado de muy preocupante la reciente crecida en número de casos en Italia, Corea e Irán. Pese a las cifras, ha mandado un mensaje “de esperanza, coraje y confianza” a los países. “Este virus puede ser contenido” añade.

Asimismo, ha insistido en que emplear la palabra “pandemia” “ahora no se ajusta a los hechos, sino que ciertamente puede causar miedo”. También añade que “este es un momento para que todos los países, comunidades, familias y personas se concentren en prepararse. No vivimos en un mundo binario, en blanco y negro. No es ni lo uno ni lo otro. Debemos concentrarnos en la contención, mientras hacemos todo lo posible para prepararnos para una posible pandemia”.