La reunión del Consejo Atlántico se celebrará este viernes a petición de Turquía en aplicación del artículo 4 del Tratado del Atlántico Norte tras el ataque del régimen sirio que ha acabado con la vida de al menos 33 militares turcos en la región de Idlib, al noroeste del país.

La ONU, la OTAN y EEUU condenan el ataque e instan a un alto el fuego inmediato y el fin de los ataques en la región y Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, ha anunciado en un comunicado que Turquía se amparará en el artículo 4 del tratado de Washington, que dicta la celebración de reuniones de carácter consultivo cuando alguno de los países miembro de la Alianza se vea amenazado o su integridad territorial esté en peligro.

Por su parte, el presidente turco, Erdogan, ha convocado una reunión de seguridad de emergencia tras recibir la noticia del fallecimiento de 33 integrantes del Ejército y ha ejecutado en la madrugada del viernes una serie de bombardeos contra objetivos del Ejército sirio, aunque desde el país ninguna autoridad se ha pronunciado aún ni se han dado a conocer las posibles bajas que haya provocado el ataque.