Ejecutan el lanzamiento de la familia de Óscar Kacper Szczesniak, un joven de 17 años con discapacidad que reside en Palma de Mallorca.

Afectados y personas concentradas han arremetido ante la prensa contra la presencia policial y los enfrentamientos físicos con las fuerzas de seguridad del Estado dados durante el desalojo. Alrededor de una quincena de personas, miembros del Frente Obrero y de Stop Desnonaments Mallorca, se concentraban desde primera hora junto a la familia, cortando el acceso a la vivienda.

Sobre las ocho y media, varios furgones de la Policía Nacional se han desplazado al lugar y han cortado la calle e impedido el paso al resto de los manifestantes. Más tarde, mientras al final de la calle Parc se iban conglomerando personas en rechazo al lanzamiento, alrededor de una veintena de agentes ha procedido a evacuar la salida del edificio.

Ante la resistencia de los concentrados, se han dado diversos forcejeos y enfrentamientos hasta que los cuerpos de seguridad han conseguido vaciar la zona, sacando entre varios agentes a cada manifestante a cuestas. Tras ese enfrentamiento, las autoridades han detenido a uno de los portavoces de Stop Desnonaments.

No ha sido hasta la hora oficial del lanzamiento, sobre las 11:30h, que la comitiva judicial ha aparecido y han entrado en el edificio. Sin embargo, la entrada a la casa ha sido imposible hasta pasadas las 14:00, puesto que el padre de la familia Marcin, estaba dentro oponiendo resistencia al lanzamiento.

Mientras tanto, y hasta que los agentes han conseguido derribar la puerta, el menor junto a su madre Mónika esperaban fuera. Tras finalizar el lanzamiento, que habría durado hasta las dos y media del mediodía, el joven y su familia han denunciado ante los medios el trato recibido y el daño físico causado por los agentes de policía implicados, durante el enfrentamiento en la entrada de su casa.

Este caso de lanzamiento se había popularizado recientemente en la capital mallorquina dada la presión de la familia a varias autoridades políticas. De hecho, Neus Truyols, regidora de Modelo de Ciudad y Vivienda Digna, sobre este tema ha declarado en Cort que ha ofrecido a la familia un centro de acogida y que no reúnen las condiciones para optar a una vivienda social. La deuda por la que son desalojados es por el impago de 2.500 euros y sus padres temen perder la custodia de Óscar por inaccesibilidad a un techo.