El Ejecutivo aprobará el ingreso mínimo vital en el último Consejo de Ministros del mes de mayo con vistas a que lo puedan cobrar entorno a 100.000 hogares considerados vulnerables, según ha comunicado José Luis Escrivá este pasado lunes, en posición de Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Escrivá fue entrevistado por RNE, y en dicha entrevista garantizó que no se pospondría más el cobro de la renta mínima por parte de las familias afectadas, y ha asegurado que el Gobierno trabaja para poder identificar “con bastante rapidez” los primeros hogares que podrían beneficiarse de la medida “que supondrá un gasto de entre 3.000 y 3.500 millones de euros”, según recoge el periódico Europa Press.

El Ministro también aclara que “desde el momento en que se apruebe el Real Decreto, se podrá solicitar el ingreso mínimo vital y se reconocerá el derecho a partir de esa circunstancia”, y prosigue explicando: “Estamos haciendo un esfuerzo a partir del conocimiento que tenemos de hogares que pueden cumplir las condiciones y viendo la posibilidad de hacer de oficio un reconocimiento de partidas que permitan arrancar con un número importante de familias que después puedan solicitarlo”.