El PSOE y ERC se han reunido esta mañana a las 10 de la mañana en la sede de la Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), en la Zona Franca de Barcelona, para tratar la posible investidura de Pedro Sánchez.

Para que esta investidura pudiera hacerse tangible, los republicanos exigen una mesa de negociación entre los gobiernos español y catalán, y en la que se pueda hablar “de todo”, incluido el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía para los presos independentistas.

Los socialistas, por su parte, se abren a impulsar un mecanismo institucional para abordar la resolución del desafío independentista.

Aunque todavía no concretan su formato, se baraja la creación de una comisión específica Generalitat-Estado que podría ser aprobada previamente por el Congreso. Esto permitiría dotar al foro de la bilateralidad que exigen los separatistas y permitiría al PSOE defender que su pacto con ERC se realiza dentro de la legalidad constitucional.

En un comunicado conjunto han señalado que ERC, PSOE y PSC se han visto “en un clima de cordialidad” y que constatan “avances en la definición de los instrumentos necesarios para encauzar el conflicto político sobre el futuro de Catalunya” que, según indican, desean “abordar desde el respeto y el reconocimiento institucional mutuo”.

Parece cada vez más difícil que la investidura llegue antes de fin de año, aunque el Gobierno y el PSOE insisten en no descartarlo. La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, dijo en Madrid poco antes de que concluyera la cita en Barcelona que ella ve “mucho mes por delante” para llegar a un acuerdo con ERC. “Nadie está en ninguna operación de retraso ni de prisa”, remató para limitar la importancia de la fecha.

“Vemos muy lejos que la investidura pueda ser antes de fin de año. Hay cuestiones que tienen que pasar y que influyen”, explicó Vilalta, que pertenece al equipo negociador de ERC. La posición del partido independentista debilita los planes iniciales de Pedro Sánchez, que pasaban por terminar el año con el Ejecutivo en marcha.