“El derecho de autodeterminación no existe”. Así respondió la vicepresidenta del gobierno en funciones, Carmen Calvo, a Quim Torra, quién ha puesto como condición a un posible pacto que el gobierno permita un referéndum en Cataluña.

El PSOE afirma de este modo que el referéndum está fuera de cualquier pacto con ellos. Siguiendo con la incapacidad de formar gobierno, el partido de Sánchez ha vuelto a arremeter contra Pablo Iglesias por seguir manteniendo como condición de un pacto, el formar parte del consejo de ministros. Advierte también que en caso de votar en contra de un gobierno del PSOE sería el culpable de impedir un gobierno formado por el partido que “ha ganado ampliamente las elecciones”.

Si el PSOE continúa con esta postura, tanto Podemos como Junts per Catalunya votaran que no a la investidura de Pedro Sánchez, a lo que Calvo respondió que de esta forma harán llegar a la población el ​«mensaje de que no ha servido de nada que hayan ido a las urnas» y «hayan dejado claro que quieren que gobiernen los socialistas».