Fuente: El Mundo

El Estado incluirá las enfermedades profesionales de las camareras de piso en el sistema de la Seguridad Social. Según la propuesta de acuerdo, el nuevo cuadro reconocerá las enfermedades profesionales específicas, como el síndrome del túnel carpiano o las que se producen por movimientos repetitivos u originados por vibraciones transmitidas a la mano que puedan producir el manejo de aspiradores, enceradoras o fregadoras.

Una de las principales reivindicaciones que han exigido Las Kellys, la organización de las camareras de piso, mayoritariamente en hoteles, que veían como única salida para combatir la miseria de sus condiciones laborales la de organizarse.

El viceconsejero de empleo del Gobierno de Canarias, Emilio Atiénzar, que este jueves participó en Madrid en el encuentro donde se ha aprobado esta propuesta, asegura que “fruto del diálogo social con los agentes sociales y económicos, y por supuesto el empeño de Baleares y Canarias, hoy podemos ver que se hace realidad una reivindicación que dignifica y reconoce de manera expresa las posibles enfermedades profesionales que pueden padecer en el desarrollo de su trabajo las camareras de piso”.

Fruto del mismo diálogo que llevan intentando evitar durante 2 años, a pesar de que ahora se cuelgan las medallas de turno. Habiendo conseguido este logro, ahora queda ver si realmente esta ley se cumple a rajatabla o si se vulnera, al igual que el resto de leyes laborales en la medida que interesen, como le sucede al resto de trabajadores por mucho que se recojan dentro de la legalidad.