Las trabajadoras de la empresa Expertus, encargada de la limpieza de colegios y dependencias municipales, han decidido encerrarse indefinidamente en el Ayuntamiento de Cádiz como protesta por el impago de las nóminas.

Alrededor de 150 limpiadoras han comenzado su encierro esta mañana irrumpiendo en el Salón de Plenos para exigir el pago de sus salarios, con los que tienen problemas desde septiembre y de los que les deben el del mes de diciembre y las pagas extras.

“No nos vamos a marchar hasta que se nos den una solución”, han comunicado representantes del comité de empresa, además explican que la situación que llevan viviendo meses “va a peor” y “ que tiene a muchas madres de familia que están solas con sus hijos al borde de la desesperación” ya que han explicado “no es que tengamos problemas para los lujos, es que los tenemos para pagar la luz”.

Todo esto al grito de “Kichi mentiroso”, las limpiadoras acusan al alcalde de no haber pagado a la empresa ni diciembre ni las extras y de no tomar las medidas suficientes. “El Ayuntamiento, aunque nos buscó una solución el mes pasado, no nos da respuestas y cada día surge un problema”, han explicado.

Este conflicto con la empresa Expertus lo llevan sufriendo desde el pasado verano, situación que no solo se está dando en la capital gaditana, también en muchas otras ciudades de España.

Por su parte, el Ayuntamiento ha negado su parte de culpa y asegura que se está buscando una nueva empresa que la sustituya a partir del 13 de enero.

Sin embargo esta tendrá que hacer frente a las deudas y embargos de la anterior, dejando una situación muy complicada que las trabajadoras ven lejos de solucionarse.