Pablo Iglesias solicitará a Felipe VI que “arbitre” para tratar de convencer a Pedro Sánchez de que acepte el pacto de coalición entre Unidas Podemos y el PSOE.

La repetición electoral parece ya un suceso inevitable y no muy lejano. Sobre todo, después de que Pablo Iglesias anunciara este viernes que trasladará al Rey su voluntad de abstenerse en una improbable investidura de Pedro Sánchez si no se alcanza un acuerdo, como hizo en julio.

El secretario general de Podemos rechazó dar sus votos gratis al líder de los socialistas, una de las pocas vías que se mantenían abiertas y que no conducían a unos comicios el 10-N. 

Sin embargo, el jefe morado jugó una última carta: pedirle a Felipe VI que arbitre para convencer al presidente del Gobierno en funciones de las bondades de una coalición. El líder del partido morado verá el martes a las doce al Rey, en la segunda jornada de la ronda de contactos en la Zarzuela.

“Creo que el Rey debería hacer entender a todos los candidatos, y en particular la que tiene más apoyos, que la coalición es una vía de dar estabilidad a nuestro sistema parlamentario”, sentenció Iglesias en una entrevista en laSexta, tras reconocer que, pese a no ser monárquico, espera que el soberano “medie” entre ambos. De Sánchez aguarda que “reflexione” y no cometa la “locura” de repetir las elecciones “por una obsesión personal”.

Ante la ronda de consultas del Rey, los próximos lunes y martes, el Gobierno insiste en que si para entonces no se ha conseguido un pacto con los morados Sánchez le explicará que no cuenta con apoyos para intentar someterse a la votación del Congreso. “No someteremos a la ciudadanía a una nueva frustración de investidura fallida si el presidente del Gobierno no cuenta con el respaldo suficiente”, confirmó María Isabel Celaá.

La Moncloa pidió una vez más a Iglesias que permita la formación de un Gobierno fuerte que aporte cuatro años de estabilidad y lo señala como responsable del bloqueo. “Lo que tiene que decidir Unidas Podemos es si quiere enfrentar ya los problemas reales de los españoles o quiere ir a elecciones”, planteó la portavoz, “si quiere luchar ya contra alquileres desorbitados o prefiere elecciones, si quiere ya una ley que derogue la LOMCE o quiere elecciones”.