En este panorama de reivindicación agrícola en general, los campesinos extremeños se han movilizado como medida para exteriorizar la situación precaria de su modo de vida.

Este último martes, 18 de febrero, cientos de agricultores de Extremadura realizaron diversos cortes de la carretera como forma de protesta por la situación de la producción agrícola en la provincia y en general en el Estado, concretamente para mostrar su rechazo a los precios bajos, que tildan de insuficientes, que reciben por sus cosechas.

La protesta ha sido convocada por diversas asociaciones, UPA-UCE Extremadura, COAG, Asaja Extremadura y APAG Extremadura, y duró gran parte de la mañana, durante la cual se han paralizado temporalmente 12 puntos en carreteras, tanto de Cáceres como de Badajoz.

Algunas de las carreteras cortadas fueron la N-432, así como la N-430 (KM 183) en el caso de Badajoz, o en el caso de Cáceres en la A-5 a la y en la N-521.