Fuente: El confidencial

En estos tiempos en donde nos venden a los trabajadores que ha llegado la recuperación económica y la salida de la crisis a las puertas de nuestras casas, la realidad del día a día nos demuestra que no dejan de ser una sarta de mentiras e ilusiones.

Esta vez se trata de la subida del precio de la luz al máximo nivel de este año, un 10% respecto al mismo mes del año pasado y más de un 3% respecto a julio según el estudio realizado por el comparador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

De nuevo, como ocurrió el año pasado, cuando la electricidad marcó máximos históricos se echa la culpa a la falta de lluvia y viento, ya que esto hace que se dispare el uso de fuentes como el carbón o el gas, que son más caros que los renovables. Sin embargo, el año pasado en estas fechas las renovables solo alcanzaron el 20,1% de la producción mientras que el ciclo combinado aportó el 23,1%, la nuclear 23,1% y el carbón 19,3%. Pese a ser un mix aún mas caro, el precio en aquellos días era bastante inferior.

Entonces ¿Cuál es la verdadera razón de la subida de la luz? Esto es lo que tendrá que explicar Teresa Ribera en el congreso el próximo día 19, según fuentes del ministerio.

La verdadera realidad es que mientras que los grandes monopolios de este país siguen generando súper beneficios, como  el Grupo Red Eléctrica aumentando sus ganancias el año pasado un 5,2% (669,8 millones de euros) las familias trabajadoras volveremos a tener que sufrir penurias y tendremos que apretarnos las tuercas a un mas para poder llegar a fin de mes.

Esta es la Política de ese “Gobierno del cambio” que nos proclamaban a los cuatro vientos el PSOE de Sánchez y Podemos, ese gobierno de “la nueva política” que en la práctica sigue utilizando los mismos métodos de engaño y hipocresía al igual que sus gobiernos antecesores. Otra vez nos demuestran de que lo único que ha cambiado es el collar del perro.