El precio de la vivienda en las Islas Baleares está llegando a niveles similares a los que se dieron durante el periodo del ‘boom’ inmobiliario en el año 2007, cuando en el conjunto del territorio español es un 16,86% más asequible que en ese momento.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el precio de la vivienda en dicha comunidad autónoma comenzó a incrementarse en 2014 y, desde ese momento, ha llegado a sufrir un incremento del 40%, mientras que si lo comparamos con el resto del territorio, esta cifra se sitúa en el 29,2%.

Desde el sector de las inmobiliarias se prevé una estabilización de los precios para estos últimos meses del año. Sin embargo, poco se deja ver esa mejora cuando se observan datos tan alarmantes en el precio de la vivienda en relación con otras comunidades autónomas.

En concreto, en este tercer trimestre del año el aumento del precio ha alcanzado el 6% en Baleares, situándose en lo más alto de la comparativa e, incluso, por encima en dos puntos de la media estatal que se encuentra en el 4,3%.

No se queda atrás tampoco el precio de la vivienda de nueva construcción que ha sufrido un aumento del 8,5%. Además, uno de los motivos que se establecen para que el precio de la vivienda se haya incrementado más rápido en Baleares es debido a que se terminó antes con el stock de viviendas nuevas.

Cabe señalar que la gran demanda de vivienda que hay en las islas ha sido una de las principales causas de que este bien se haya utilizado para especular, ya que la construcción de viviendas se recuperó después de la demanda.

Estos datos muestran la situación que está alcanzando este bien de primera necesidad en una Comunidad Autónoma que se caracteriza por las contrataciones temporales y en la que es imposible acceder a una vivienda a un precio asequible.