El Ministerio de Sanidad ha publicado una actualización de la ‘Guía de actuación frente al COVID-19 en los profesionales sanitarios y sociosanitarios’, en el cual rectifica y señala que estos trabajadores tendrán que dar negativo en el PCR para volver a trabajar.

Sanidad ha rectificado ante las críticas de las organizaciones profesionales de sanitarios frente al anterior documento, donde se establecía que los profesionales sanitarios contagiados por el nuevo coronavirus, en caso de que no pudieron realizarse la prueba de diagnóstico microbiológico, deberían volver a trabajar pasados los 7 días desde un inicio de síntomas, en ausencia de fiebre, sin necesidad de toma de antitérmicos en los últimos 3 días y siempre que hubieran resuelto la clínica respiratoria.

Sin embargo, el departamento que dirige Salvador establece que se deberá realizar una PCR para finalizar el aislamiento, para lo cual deben haber transcurrido una semana desde el inicio de síntomas, ausencia de fiebre y mejoría de la clínica respiratoria en los últimos 3 días.

Si el resultado de la PCR es negativo y el trabajador se incorpora su actividad asistencial, deberá hacerlo con una mascarilla quirúrgica hasta completar dos semanas desde el inicio de los síntomas, evitando durante este tiempo el contacto con personas pertenecientes al grupo de riesgo ante esta enfermedad. Por otro lado, si la PCR es positiva, continuar el aislamiento hasta que el resultado de la PCR sea negativo o seguir el protocolo establecido en cada comunidad autónoma.

En cuanto a los trabajadores sanitarios con un cuadro clínico grave que hayan tenido un ingreso hospitalario, la guía señala que podrán recibir el alta hospitalaria si su situación clínica lo permite, a pesar de que su PCR sigue siendo positiva, pero deberán mantener aislamiento domiciliario con supervisión clínica al menos durante 14 días desde el día del alta hospitalaria.