lucha hipócrita inmigración
Fuente: vozpópuli

Javier Maroto, vicesecretario de organización del PP ha recriminado al PSOE y Podemos lo que él denomina “política del buenísimo extremo” y ha defendido la supuesta política “moderada” de su partido, en su última comparecencia. La escena nos muestra una lucha pactada cuyo único fin es engañar a la gente para conseguir votos, donde el PP hace valor de la defensa de “la seguridad y el orden”, un orden que parece alterarse si el extranjero no tiene dinero, porque a la hora de vender armas a Arabia Saudí no encuentran ningún problema en el orden de España.

Y por el otro bando, nos encontramos a Podemos y PSOE, los cuales hacen de su política de puertas abiertas una careta de felicidad y progreso, buscan dar la imagen  de progresistas y solidaridad, pero la realidad es bien distinta y la podemos observar mientras continúan con el proyecto de aumentar los CIE para todos los inmigrantes que llegan a nuestras costas.

El vicesecretario de organización también ha querido recalcar que esta política del PSOE y Podemos conlleva un efecto llamada y en un acto inigualable de hipocresía ha remarcado que por culpa de esta política las mafias de los países emigrantes se aprovechan de los pobres inmigrantes para enriquecerse.

Como si le diesen pena los “pobres inmigrantes”, parecía que no les daba tanta pena cuando su partido llevaba a cabo políticas dentro de la UE contra éstos países, ni cuando los recibían con concertinas y pelotas de goma bajo el mandato del Partido Popular.

Maroto también ha querido respaldar a su líder, el “máster” en política, Pablo Casado, el cual nos dejó hace poco un perla de este tipo: “sí a la solidaridad, pero también al orden, al control de las fronteras, a la seguridad y a la defensa de los propios guardias civiles, a los que llegaron a tirar ácido y cal viva”.

Cuánto menos sorprendente y es qué, los guardias civiles cuentan con total impunidad, como cuando el pasado mes de enero el juzgado de instrucción de Ceuta archivó la causa contra los guardias civiles acusados, con pruebas audiovisuales grabadas, de matar a 14 inmigrantes que intentaban llegar a la costa de Ceuta bajo fuego de pelotas de goma e insultos vejatorios.

Mientras unos y otros aprovechan para lanzarse “dardos” en pro de ganarse el favor de la opinión pública y asegurarse votos, la situación de la inmigración se agrava día a día sin que se observe una solución por parte de ambos bandos.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.