Las mafias encargadas de preparar los viajes desde Ceuta a la península por el estrecho de Gibraltar cobran entre 500 y 1000 euros a inmigrantes sin documentación por viajes de tres minutos a Ceuta desde Marruecos. Este viaje se realiza en moto de agua, que cuesta unos 300€ el alquiler por día. Esta situación se da sobre todo en verano, cuando el viento de Levante está a favor y es más fácil el trayecto. 

No resulta inusual el nuevo caso que se dio la semana pasada cuando la Guardia Civil detuvo a dos miembros de una de estas mafias que transportaban a inmigrantes en sus motos acuáticas. Cuando estos fueron interceptados, no tardaron en tirar de la moto a los inmigrantes que trasportaban para poder huir más rápido. Aun así, los efectivos del Instituto Armado consiguieron capturarlos. 

A pesar de que las fuerzas de seguridad del Estado consiguen frenar algunos de los viajes que realizan, las mafias siguen actuando a sus anchas y buscan nuevas formas de actuar, aprovechándose de los inmigrantes más necesitados que lejos de conseguir lo que desean, en la mayoría de los casos se quedan en el camino, ya sea en el océano, en una frontera o en otra.