El PSOE y Unidas Podemos intentan evitar la entrada de Vox en la Mesa con ofertas hacia el PP y Cs, pero todo va encaminado a que el partido de Abascal tendrá representación el órgano que dirige el Parlamento.

Fuentes socialistas confirman que Meritxell Batet volverá a ejercer en esta legislatura como Presidenta del Congreso. La líder del Partido Socialista catalán renovará el cargo que ocupó en el anterior mandato que apenas duró medio año tras la repetición de las elecciones el pasado 10 de noviembre.

El Partido Socialista y Unidas Podemos tendrán mayoría en el órgano que dirige la actividad parlamentaria, la Mesa. De los nueve puestos que acoge, el PSOE tendrá tres y Unidas Podemos dos. El problema viene con el reparto del resto de la Mesa entre la derecha, ya que los socialistas y Unidas Podemos no quieren que VOX forme parte de la composición.

Para el “cordón sanitario”, como lo ha definido Pablo Casado, que Unidas Podemos y el PSOE querían hacer al partido de Abascal necesitarían la colaboración del Partido Popular en el reparto de la Mesa para que no le cediera parte de sus votos en pro de que tuviera representación.

El PSOE le ofertó a la formación de Pablo Casado poseer cuatro de los nueve representantes de la Mesa a cambio de no prestar a Vox los votos que necesita para garantizar su presencia. El PP replicó que no participaría en un “cordón sanitario” al partido de extrema derecha.

Los socialistas incluso han ofrecido un puesto en la Mesa a Ciudadanos pese a tener 10 diputados, pero fuentes socialistas explican que la agrupación de Inés Arrimadas lo ha rechazado.

Finalmente, a unos días de la toma de posesión y de la elección de la Mesa, todo apunta a que Casado facilitará la entrada de Vox de cara también a no perder apoyo del partido de Abascal en los gobiernos autonómicos donde les facilitan las tomas de decisiones.