Elecciones México
Fuente: Mónica González

El pasado 1 de julio se celebraron las elecciones federales en México, declarándose nuevo presidente con un 53% de apoyo el socialdemócrata López Obrador, dejando atrás la políticas centralistas del PRI y acabando con los partidos que tradicionalmente han gobernado el país.

Estas elecciones han sido calificadas como históricas, como si un cambio profundo fuera a producirse para la población mexicana, aunque para conseguir la victoria el líder de Morena ha tenido que formar coalición con un partido ideológicamente opuesto, Encuentro Social, de tendencia evangélica.

Las propuestas del nuevo gobierno se basan fundamentalmente en acabar con la corrupción y la violencia del país, aunque, como ha declarado en numerosas ocasiones López Obrador, no tiene ningún propósito de acabar con pactos como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte o con la reforma energética, que liberalizó la exportación de hidrocarburos.

No podemos olvidar tampoco los numerosos escándalos que se dieron lugar durante la administración de AMLO en 2004, como la corrupción de su secretario particular Bejarano, el fraude de 31 millones de su entonces secretario de finanzas Gustavo Ponce, quien fue condenado a ocho años de prisión, así como los vínculos del nuevo presidente con el ex alcalde de Iguala, Abarca, presunto responsable de la desaparición de 43 estudiantes en 2014, y la falta de transparencia del propio López Obrador con sus propiedades no declaradas.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube .