El líder del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado este lunes que existe una clara voluntad de llegar a un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez entre la delegación regional del PSOE en Cataluña y ERC.

En lo que a la tensión con el Govern se refiere, ha dicho que aún ve la situación lejos de requerir reuniones formales que incluyan figuras como la del relator. Con motivo de las negociaciones entre PSOE y Esquerra Republicana de cara a un hipotético apoyo de los soberanistas a la investidura de Pedro Sánchez, el secretario general del PSC, Miquel Iceta, ha respondido a una serie de cuestiones planteadas en una entrevista.

Respecto al apoyo a la investidura, ha afirmado que existe una gran voluntad de acuerdo entre ambas formaciones. Preguntado por su apoyo al indulto para los políticos catalanes en prisión por el procés, ha declarado arrepentirse y abandonar la petición de indulto.

Este cambio de parecer surge tras las declaraciones de Oriol Junqueras en las que este último invitaba a “que se metan el indulto por donde les quepa”. El socialista ha añadido que debe respetarse el estado de derecho, y que cuando una sentencia es muy reciente hacer declaraciones al respecto que puedan desvirtuarla perjudica la autoridad judicial.

En cuanto a la Generalitat, Iceta ha dicho que la continuidad del presidente Quim Torra no mejorará la situación, ya que se encuentra pendiente de una sentencia que puede comportar su inhabilitación, además de que continúa alentando a los más radicales.

Aun así, afirma que las tensiones entre gobierno central y regional no requieren aún de reuniones formales con figuras intermediarias, como la tan polémica figura del relator, exigida por el Govern.

Por último, en referencia al 14º Congreso del PSC que se celebra a partir del 13 de diciembre y en el que un punto de la ponencia pide el reconocimiento de Cataluña como nación, ha asegurado que le ha sorprendido la polémica, ya que la caracterización de que Cataluña es nación figura en los documentos del PSC desde su fundación en 1978, al igual que figura en la propia Constitución Española.