El 20,1% de las personas mayores de 65 años en España (1.596.675 personas) vive en una situación de vulnerabilidad residencial extrema, con graves problemas de habitabilidad: problemas como la inaccesibilidad a calefacción, no tener ascensores, etc. El problema de la vivienda no se ha resuelto ni se prevé una solución. Mientras,miles de trabajadores tienen que elegir entre pagar la hipoteca/el alquiler o dar de comer a su familia.

El informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) del censo de población y vivienda de 2011, que se publica cada 10 años, expone que la situación desde entonces no ha cambiado nada para los de jubilados y personas de la tercera edad, incluso que ha empeorado.

El Gobierno del PSOE para intentar abarcar el problema dice que centrará su política en materia de vivienda, en facilitar el acceso a un hogar en alquiler a jóvenes y mayores y frenar esa subida en el coste de la vivienda;sin embargo, su política muestra otra cosa totalmente diferente a sus palabras y en la calle aumentan los desahucios, como ya hemos remarcado.

Mientras tanto, 1.300.000 viviendas en España se encuentran vacías, gran parte de ellas en manos de fondos buitre y bancos amparados por el gobierno,a la vez que un gran número de familias se ven en la calle o sufriendo por poder pagar un bien de primera necesidad como es un hogar.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.