Airbus ha comunicado que sólo en España, se destruirán 630 puestos de trabajo, del total de 12.600 empleados que tiene la empresa en el país. Por ello, los trabajadores de la empresa iniciaron este pasado viernes movilizaciones contra este plan de reestructuración que ha anunciado la empresa.

Las protestas se han llevado a cabo en las plantas que tiene la empresa en Cádiz, Sevilla, Madrid, Albacete y Toledo. Sin embargo, éstas han sido sólo las primeras de las que se producirán hasta el mes de junio, momento en el cual ya se conocerá dónde se producirán los despidos. Estos recortes se concretarían en las futuras consultas sindicales con el director de la empresa en España, que se producirá el próximo 3 de marzo.

Cerca de 2.000 empleados de la empresa han secundado los paros y las movilizaciones que se han llevado a cabo en el Puerto de Santa María, donde han parado su actividad; en Getafe, concentrándose en las puertas de la factoría; y en Illescas, donde han llevado a cabo un paro de media hora tanto en el turno de mañana como en el de tarde.

Los representantes de los trabajadores de las fábricas de Airbus en Sevilla y Cádiz han exigido al Gobierno y a la Junta de Andalucía que se lleven a cabo planes estratégicos que permitan asegurar la industria aeronáutica en nuestro país. Además, el presidente del Comité Interempresas de Airbus ha señalado que lo más grave de la reducción de empleos es el futuro de dicho sector durante las próximas dos décadas.

Ante esta noticia de recorte de plantilla, los sindicatos han solicitado a la compañía que la reducción de las ventas de los aviones de transporte militar se compense con el reparto de la carga de trabajo del área civil. Además, éstos han demandado a los Ministerios de Industria y Defensa que acuerden un plan industrial con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (accionista español de Airbus).