Una repartidora de correos de La Pobla de Claramunt (Barcelona) ha muerto a sus 51 años a causa del coronavirus, según ha comunicado la CGT de Cataluña.

Se trataba de una trabajadora eventual que repartía en La Pobla de Claramunt y realizaba funciones de atención al cliente en la oficina de Correos de dicho municipio, el pasado domingo acudió al ambulatorio por problemas de respiración y falleció este miércoles, Correos cerró al día siguiente la oficina, donde trabajaban dos personas más.

CGT de Cataluña ha alertado de que oficialmente hay 199 casos positivos de coronavirus entre la plantilla de Correos a nivel estatal y 685 personas confinadas.

El sindicato ha pedido el cierre total de Correos, después de presentar denuncia ante la Inspección de Trabajo: “No queremos ser infectados ni transmisores del virus”. ​”Denunciamos las amenazas de las jefaturas que están obligado al personal de reparto a salir a repartir a la calle sin todas las medidas de prevención necesarias con el consiguiente riesgo de propagación del virus, no sólo entre el propio personal sino también entre la sociedad en general”.