Este jueves 2 de mayo fallecía en una clínica de la ciudad una trabajadora del aeropuerto de Palma de Mallorca después de ser operada. La mujer trabajaba en el ámbito de la seguridad y tuvo que ser operada a causa de una agresión sucedida durante su jornada laboral a manos de un turista alemán.

Según informa la Guardia Civil a Europa Press, la agresión ocurrió el pasado domingo 28 de mayo. Este ataque, a manos de un visitante recién llegado, acabó por causar a la empleada serias fracturas en la cadera, motivo por el cual se vió obligada a someterse a una operación después de la cual ha fallecido.

El agresor en un primer momento fue detenido y acusado de un delito de lesiones, pasado a disposición judicial y posteriormente puesto en libertad. Ahora recae en manos del juez determinar si la muerte es consecuencia o si guarda relación con el delito de lesiones.

Vemos otro caso más de mortalidad laboral, el pasado 2018 ya subía un 5% más esta tétrica estadística, llevándose a 72 trabajadores. En 2019 puede seguir esa tendencia de subida de la siniestralidad laboral, ejemplificando como los grandes empresarios se pueden permitir sacar tajada a costa de sus empleados, los trabajadores que levantan su empresa.