La organización neonazi Hogar Social ha comunicado este sábado la ocupación de una antigua sede de Comisiones Obreras en el barrio de Malasaña-Conde Duque, colocando en el extremo del edificio así una bandera de España y otra de su organización.

Los vecinos del barrio, siendo algunos testigos de la ocupación sobre las 12.00 de la mañana del sábado pasado, han mostrado su rechazo e indignación ante la entrada del colectivo ultraderechista en el barrio, conocido por sus discursos racistas y de incitación al odio al igual que por sus más que habituales agresiones y actividades dirigidas contra algunos grupos sociales. También es conocida la estrecha relación de Hogar Social con otras organizaciones homólogas como la fascista italiana Casa Pound.

Ya en 2016, Hogar Social protagonizó un intento de incursión en este mismo barrio de Malasaña, convocando una manifestación contra los inmigrantes. Esta protesta generó un gran rechazo entre los vecinos y trabajadores del barrio contra el colectivo neonazi, produciéndose así una serie de conflictos durante la jornada donde quedó demostrado de qué parte estaba el vecindario madrileño, que ve que mientras los movimientos sociales son reprimidos, el fascismo tiene un marco de acción impune.

Hogar Social, que ya ha conseguido extenderse a zonas más allá de la capital, es una organización de corte fascista que pretende calar entre los españoles a través de un discurso populista y xenófobo, intentando desarrollar e incitar un odio entre iguales, entre aquellos que solamente buscan sacar sus familias adelante y sobrevivir a la miseria; junto a Vox y el discurso cada vez más reaccionario de Ciudadanos y el PP demuestra el auge del fascismo en España, un proceso que se está dando a nivel internacional.