Pedro Sánchez anunció el pasado sábado en el Congreso de los Diputados sus intenciones de solicitar una nueva prórroga del estado de alarma por pandemia causada por el coronavirus, además de apuntar nuevas medidas a poner en marcha a partir de este lunes como entrada a la fase 0 de la desescalada.

Estas medidas incluyen puntos como la obligatoriedad en el uso de mascarillas en el transporte público, y para facilitar el cumplimiento de este requisito, “el Gobierno facilitará un total de 6 millones de mascarillas en los principales nudos de transporte públicos”, otros 7 millones destinados a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y otro millón y medio a organizaciones como Cáritas, Cruz Roja, etc.

Por su parte, los restaurantes y cafeterías podrán abrir sus establecimientos para que los ciudadanos hagan pedidos y puedan ir a recogerlos. “Estos se realizarán mediante llamada telefónica e Internet y se establecerá un sistema preferente de reparto para las personas mayores o con dependencias”, informa el periódico Europa Press, en base a lo reflejado en las medidas decretadas por el gobierno.