Después del derrumbamiento del pasado domingo en el festival O’ Marisquiño, las últimas noticias de Sanidad registra unas cifras de 377 atendidos por hospitales o autoridades sanitarias. Mientras tanto en el puerto de Vigo, el Ayuntamiento y la organización se inculpan mutuamente afirmando que ellos han cumplido con los requisitos legales que les correspondían.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, relata que el puerto únicamente cede el terreno, pues según el convenio entre el ayuntamiento y puerto firmado en 1992, el mantenimiento debe hacerlo el ayuntamiento, y la organización del festival debería haber revisado el espacio.

Por otro lado, Abel Caballero, el alcalde de Vigo, asegura que el espacio donde se realizó el festival, en especial la zona hundida durante uno de sus conciertos es ajena al dicho convenio. López Veiga, en una entrevista en la cadena de radio Onda Cero, afirma que el convenio es claro y el juez que trate el caso va a tener que acabar interpretando el convenio.

Por último, la organización del festival O’ Marisquiño ha lanzado un comunicado oficial lamentando el accidente, acompañando en el sentimiento a los afectados y familiares pero remarcando que ellos cumplieron todos los requisitos legales para la celebración del evento, hasta se ponen a la disposición de las autoridades para aclarar el asunto y buscar responsables.

Mientras los tres involucrados en el conflicto juegan a la patata caliente, más de 370 personas han necesitado atención médica, 7 de ellas siguen ingresadas, todo por no cumplir con las condiciones de seguridad necesarias y así poder aumentar todavía más su beneficio económico.