El Ejecutivo prevé decretar la renta mínima en el periodo de mayo, según el pacto interno llevado a cabo el martes en la Moncloa.

El pacto se realizó en una reunión entre el Presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el Vicepresidente, Pablo Iglesias y la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, momentos posteriores a la comparecencia en el Consejo de Ministros. Previamente ya se había realizado un pequeño debate en la reunión del Ejecutivo.

El Gobierno acelerará una renta mínima de emergencia ante la pandemia. Todavía faltan por concretar las cláusulas, pero en esa reunión se mantuvo el problema temporal. El líder de Unidas Podemos estimaba que se acordará rápidamente, para contrarrestar los efectos actuales de la crisis del COVID-19. Su idea son 500 euros, más 200 por persona mayor a cargo y 150 por hijo.

El fin de la disposición es reaccionar de manera rápida para situaciones en las cuales no se ingrese nada como efecto de la crisis. Desde la erupción de la pandemia, distintas partes, incluso contrarias ideológicamente al Ejecutivo, como el antiguo Ministro de Economía del PP, Luis de Guindos, han solicitado una decisión rápida de esta naturaleza.

PSOE y Podemos mantenían una propuesta en su programa electoral de renta mínima universal, que metieron en el acuerdo de Gobierno, que es igual que lo que se esta examinado en este caso. El ministro Escrivá la ha sustentado constantemente, pero señalando la dificultad técnica que exigiría aprobarla en tan poco tiempo,y que sería conveniente hacerlo tras el verano.

La legislación en mayo, si finalmente se realiza, podría firmarse por decreto, aguardando el determinar próximamente un sistema más completo.