Dicha propuesta figura en el programa electoral para el 10N que Pedro Sánchez presentará en un acto en Madrid este lunes.

Parece que los socialistas están dispuestos a intentar acabar con el problema de la vivienda, que, hasta ahora, ha sido uno de los principales conflictos entre el PSOE y Unidas Podemos durante el pasado mandato. 

El principal escollo para el entendimiento de ambos partidos sobre este tema era la limitación de los precios de los alquileres que proponía el partido morado y que en el Gobierno no terminaba de convencer.

Sin embargo, el PSOE propone ahora de cara a las próximas elecciones generales “movilizar las viviendas vacías y a los grandes tenedores” como fórmula para abaratar el alquiler. Llevar el “derecho a la vivienda del plano a la realidad” es una de las prioridades de los socialistas. 

Además, se compromete a apoyar “en particular el acceso de los jóvenes, que recibirán ayudas al alquiler en proporción a su renta”. 

El PSOE ha incluido en su programa algunas de las 370 medidas que planteó el pasado mes de septiembre al partido de Pablo Iglesias como base para un acuerdo progresista. 

Por ejemplo, Sánchez reitera su intención de sustituir la ‘ley mordaza’ por una nueva Ley de Seguridad Ciudadana que garantice la libertad de expresión y de reunión pacífica. 

Igualmente, el PSOE ha mostrado también su intención de sustituir la LOMCE por otra ley de educación. 

“Garantizaremos la inclusión y la eliminación de la segregación escolar por las condiciones de origen de los estudiantes, por sus necesidades educativas especiales o por sexo. Este principio será compatible con el mantenimiento de Centros de Educación Especial para alumnos que necesiten una atención muy personalizada”, asegura el documento. 

Además, cabe destacar que Sánchez lleva de nuevo en este programa electoral el impulso de una Ley de bienestar animal “que garantice una relación respetuosa hacia todos los seres vivos que, como indica la comunidad científica, son capaces de sentir emociones”.