Sánchez asegura que no se someterá al debate de investidura hasta asegurar y atar bien los apoyos y abstenciones que tendrá.

“No iremos a una investidura fallida” advierte la portavoz del Ejecutivo Isabel Celaá. En una rueda de prensa posterior también ha añadido que están trabajando para tener un gobierno antes de Navidad, y tiene confianza de lograrlo.

Pero sobre esto último existen discrepancias en el propio PSOE, ya que
consideran que la negociación con ERC será dura y que puede hacer que este proceso se alargue hasta enero, Celaá sin embargo se mantiene optimista.