Pedro Sánchez y Torra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, se encuentran este lunes en la Moncloa, por primera vez desde que accedieron a sus cargos.

La Generalitat pondrá tres grandes aspectos sobre la mesa: la existencia de presos políticos en España, la pervivencia de elementos franquistas y el derecho a la autodeterminación de Cataluña, esto último considerado como una de las grandes líneas rojas del PSOE.

El Gobierno no contempla la vía unilateral ni tampoco la vía pactada. La salida que propondrá el ejecutivo, con Pedro Sánchez a la cabeza, es la que siempre ha reclamado el sector independentista desde sus primeras reivindicaciones, como en el primer Estatut d’Autonomía impugnado, aumentar las inversiones en Cataluña, posibilitar el proyecto del corredor del Mediterráneo y terminar las transferencias de competencias pendientes entre el Estado y Cataluña.

Respecto a la pervivencia de elementos franquistas, el PSOE buscará puntos de encuentro, tras haber comenzado su “campaña antifranquista”, más de marketing que por memoria histórica, de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Por último, el PSOE ha sido muy tajante en la inexistencia de presos políticos y en respaldar una y otra vez la aplicación del artículo 155, respaldando el diálogo en los “amplios marcos de la Constitución” en sus propias palabras. A pesar de que Miquel Iceta, el líder del PSC, ha planteado siempre la posibilidad del indulto como salida a la condena a los encarcelados por el procés.

Pese a que el desencuentro es evidente en varios de los puntos fundamentales, ambas partes han reivindicado la necesidad del encuentro, como vía para retomar el diálogo perdido desde el inicio del proceso independentista, con el PP a la Moncloa. Un diálogo necesario para determinar ¿quién se llevará la mayor parte del pastel?

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.