El próximo 12 de enero tendrá lugar un acto en pro de la libertad de expresión y en contra de la criminalización, el cual será un punto de apoyo para los nueve activistas acusados de incitación al odio a los que les piden cuatro años de cárcel.

Estos activistas pro derechos humanos instaron al festival de reggae Rototom Sunsplash, que se celebra en Benicàssim, a no llevar al cantante sionista Matisyahu que, entre otras cosas, aportó ayuda financiera al ejército de Israel en operaciones donde varios palestinos fueron asesinados y justificó distintas masacres llevadas a cabo por los sionistas.

De esta campaña contra el cantante sionista salieron nueve encausados en 2015, a los cuales se les atribuye el delito de odio y una petición de cárcel de 4 años.

Detrás de esta denuncia se encuentra, entre otros, Abel Isaac de Bedoya Piquer, conocido abogado por haber llevado adelante defensas de personas envueltas en casos de corrupción, o por haber defendido a Carlos Alfonso de Bedoya, conocido líder del grupo TNT y Ultras Bastión, al que defendió ante la acusación del asesinato del joven Aitor Zabaleta, joven seguidor de la Real Sociedad asesinado en las inmediaciones del Vicente Calderón.